¿Realmente tiene que ser un iPod?

¡Sí, por supuesto que tienes otras opciones! Un vistazo a algunas de las alternativas del siempre presente iPod.

Por Bill Camarda

No todos los pañuelos desechables son un “KleenexTM”, y no todas las fotocopiadoras son  “XeroxTM.” Pero algunas personas piensan que todos los reproductores “MP3” son un  “iPodTM” y que todas las tiendas de música en línea son “iTunesTM.”

Por lo tanto, tiene uno que reconocérselo a Apple: han realizado un trabajo asombroso en la entrega de productos, servicios y mercadotecnia. Sin embargo, existen bastantes alternativas, tanto para el iPod como para  iTunes, y, antes de que simplemente compres las ofertas de Apple, sería conveniente que checaras otras de las opciones que existen.  Entonces, ponte tu casco y vayamos más allá de Apple, hacia el bosque del mercado de la música digital, descubramos algunas de las opciones que se encuentran ahí y veamos si alguna de ellas es la adecuada para ti.

Hay algo que es necesario que admitamos acerca de Apple: han realizado un trabajo estupendo al hacer que el iPod y iTunes trabajen uno con el otro. Y pueden permitírselo: alrededor del 70% de los reproductores de música digital que se venden actualmente son iPods. Apple, y casi solamente Apple, puede permitirse el lujo de ignorar a casi todos los demás. Eso significa que si escoges un iPod, resulta muy difícil usar otra tienda de música en línea que no sea  iTunes. Pero, si no escoges un iPod, es mucho más difícil usar la tienda de  iTunes.

¿Qué razón habría para nadar contra la corriente y seleccionar alguna cosa que no fuera Apple? La primera y más importante es el valor agregado. Debido al sector de mercado que tiene Apple puede salirse con la suya y ofrecer menos características extra o menor poder por la misma cantidad de dinero.  De tal manera que, por ejemplo el iPod Shuffle de Apple, uno de sus productos más austeros, no cuenta con una pantalla,  mientras que la mayoría de sus competidores sí la tienen.  Los iPods de Apple no tienen incorporados radios de  FM; muchos de  sus competidores sí tienen.  Uno puede conseguir una capacidad de 8Gb en un reproductor competitivo de MP3 por el mismo precio de un iPod nano de 4 GB  de Apple. Y, en lo que concierne a tiendas musicales, uno podría preferir una suscripción que tuviera el enfoque de “todo lo que puedas escuchar” que no ofrece iTunes, o apreciar la selección especializada de un competidor como eMusic. (Luego, existe también el hecho de que a alguna gente simplemente no le gusta Apple, y preferirían no ser vistos utilizando esos siempre presentes audífonos de los iPods.)

Habiendo dicho todo lo anterior, primero echemos un vistazo a algunas alternativas del  iPod en tres segmentos del mercado:

  • Reproductores austeros, baratos, de  MP3 con una pequeña cantidad de “memoria flash” capaz de guardar alrededor unas doscientas canciones
  • Reproductores de memoria flash de alcance medio con mayores capacidades
  • Reproductores de gran altura que utilizan discos duros miniatura para almacenar miles de canciones.

Alternativas para el iPod austero

El creativo y pequeño  Zen Stone Plus compite mano a mano con el iPod Shuffle de Apple, añadiendo una pequeña pantalla azul que te ayuda a buscar tus pistas, así como un radio de FM integrado y un cronómetro. El Zen Stone Plus puede reproducir tanto los MP3s como los archivos WMA de Microsoft – al igual que los archivos sin protección AAC  que pudieras comprar algún día en la tienda iTunes de Apple. (¿A qué se refiere eso? Hasta hace poco, la mayor parte de la música de  iTunes había estado “protegida” mediante  el software de  “administración de derechos digitales” que limitaba dónde se podía reproducir; pero ahora, si estás dispuesto a pagar más, puedes conseguir archivos que no estén cerrados en esa forma).  Si alguna vez quieres compartir la música, Creative ofrece una versión con una bocina integrada: algo que rara vez se encuentra en los reproductores MP3.

Como alternativa, también puede optarse por el Sansa Clip de Sandisk, la empresa que ha logrado obtener un segundo lugar, después de Apple, en el mercado de los reproductores de MP3.  El Clip también ofrece la pantalla que Apple quitó de su Shuffle, así como un radio de FM y un diseño que es perfecto para usarse en el gimnasio.  Por último, pero definitivamente no menos importante, para ser un artículo que cuesta menos de $ 50, el Clip suena, verdaderamente, muy bien.

Alternativas de Tipo Medio de iPod

Si no piensas comprar un iPod nano, existen bastantes alternativas entre las cuales escoger.  Con su atractivo diseño a base de azulejos, el  Creative Zen Mozaic tiene una apariencia diferente a cualquier otro reproductor de MP3 (y puedes presumirlo en los colores que escojas: negro, gris o rosa). El Zen Mozaic suena muy bien, ofrece un sólido apoyo de video y, también, mediante sus capacidades integradas para grabar, puede convertirse en un artículo para tomar notas en el camino.

A nosotros nos gusta el último Zunes, de Microsoft, a base de flash, el cual, al igual que muchos de los productos de esta compañía, empezó lentamente y luego mejoró de manera rápida.  Ahora está disponible en versiones de 4GB, 8GB, and 16GB; tiene el suporte  de podcast mejor integrado que se pueda encontrar fuera del binomio
iPod/iTunes. Aún mejor, presenta una conveniente sincronización inalámbrica a través de tu red doméstica de Wi-Fi.  Además, para animarte a comprar muchos artículos de medios, se conecta al mercado de Zune por medio de muchos puestos públicos de Wi-Fi, sobre todo, los que se pueden encontrar actualmente en los miles de lugares de hamburguesas McDonald’s.

Finalmente, tenemos el Sansa Fuze de Sandisk, el cual empieza con la característica que ha contribuido consistentemente a que Sandisk establezca su lugar en el mercado: un precio sorprendentemente bajo.  El negocio clave de Sandisk son las tarjetas de memoria, lo cual podría explicar por qué el Fuze, al igual que muchos de los reproductores de Sandisk, tiene un puerto para expansión de memoria. Esto resulta útil si uno aprovecha el soporte de Sandisk para video de MP4 o para audio FLAC, el cual genera grandes archivos que suenan mucho mejor que los convencionales MP3s.  Ah, y si te suscribieras al servicio de música Rhapsody (mejor ahora que después), el Fuze soporta Rhapsody Channels, los cuales, con algunas limitantes, son un poco como tener tu propio y privado sistema de radio Sirius de Internet.

Alternativas de iPod de Alta Tecnología

¿Quieres llevar contigo tu colección íntegra de canciones y videos? Entonces, requieres un reproductor con un disco duro integrado.  Por supuesto que Apple estará feliz de venderte su iPod Classic.  Pero si deseas otras opciones, tienes menos posibilidades de  selección de las que tuviste antes, pero ésta incluye opciones interesantes. Existe el Zune 120 de Microsoft, con un inmenso disco duro de 120 GB y con las mismas poderosas capacidades Wi-Fi, que mencionamos con anterioridad, para descubrir música. (Gran parte del poder de Zune consiste en sus estrechas ligas con el mercado Zune, del cual hablaremos en un momento, cuando vayamos al asunto de las tiendas de música en línea).  Como una alternativa más, podrías considerar el algo caro pero muy poderoso Archos 5, el cual está posicionado como una tableta de medios de Internet y ofrece un soporte excepcional de video, sin mencionar un navegador de Web integrado y conectividad Wi-Fi).

Dónde conseguir tu música

Algo que hizo que el iPod fuera tan exitoso fue su conexión suave y sin cables a la tienda de música iTunes, la cual ofrece una colección masiva de música, televisión y películas que se pueden comprar, al igual que la renta de películas y un acceso fácil a millones de podcasts gratuitos.  Pero iTunes no es la única tienda de música, en absoluto.  Aquí te presentamos algunas de tus alternativas favoritas…

Si alguna vez compraste en Amazon.com, seguramente te encanta la tienda de música totalmente integrada que tiene en línea, la cual ofrece millones de canciones en formato MP3 sin protección (una vez que las has pagado, las puedes llevar a donde sea, hasta a tu iPod.  Incluso puedes quemarlos en CDs grabables, si eso es lo que deseas.) La tienda de Amazon MP3 utiliza la cómoda característica de un solo clic para ordenar, lo cual hace que comprar música sea casi demasiado fácil.  Y algo muy bueno para los fanáticos del audio: la música de Amazon está codificada a 256 kbps, lo cual es de una mejor calidad de lo que tienen muchos sitios competitivos de MP3.

¿Comprarás un Zune? El Zune Marketplace de Microsoft funciona maravillosamente con él (aunque pueden comprarse MP3s individuales de Microsoft que pueden reproducirse en cualquier artículo que te guste). La nueva suscripción de Zune Pass de Microsoft te permite descargar toda la música que puedas “comerte” por $ 14.99 al mes.  Esa música permanece disponible para ti por todo el tiempo que mantengas tu suscripción, pero desaparece si dejas de pagar.  Sin embargo, el Zune Pass ahora te da pistas gratuitas de MP3 por mes: música que continúa siendo tuya para siempre, no importa lo que pase.  Al igual que lo hace iTunes, Zune Marketplace también te ofrece un acceso muy bien diseñado a podcasts gratuitos.  Y su característica de “Mixview” te ayuda a construir podcasts y a encontrar música que sea de tu gusto, parecido a lo que hace la muy renombrada herramienta Genius de iTunes. 

Al igual que Zune Marketplace, Rhapsody ofrece, tanto opciones de descargas por suscripción como por canciones individuales. Las suscripciones de “Rhapsody To Go” cuestan $14.99 al mes y, de igual manera que con Zune, puedes tener acceso a toda la gran cantidad de música del sitio por todo el tiempo que permanezcas suscrito.  Para llevar contigo tu música de “suscripción”, necesitas tener un reproductor compatible con Rhapsody. (Afortunadamente, existen bastantes, entre ellos el Sansa Disk y Fuze, el Insignia Sport de  Best Buy, de Philips’ el GoGear, y el Walkman NWZ-A816 de Sony.)

La característica de Rhapsody que resulta nuestra favorita es Rhapsody Channels. Escoge tu estilo favorito de música y Rhapsody te mandará tres horas de ella, resulta casi como tener una suscripción XM o Sirius y, libre totalmente de comerciales.  

Finalmente, si tu gusto musical te conduce fuera de las pistas conocidas, nadie le gana a eMusic. Este servicio se especializa en música de etiquetas independientes y está especialmente fuerte en géneros como el jazz y la música folklórica, la cual tiende a ser despreciada por los “señores importantes.” Se paga una suscripción mensual pero, al contrario de Zune y Rhapsody, te da derecho a un número específico de descargas de las cuales serás el propietario para siempre, sin restricciones.  El sitio tiene gran personalidad, las críticas son inteligentes y, si utilizas todas las descargas a las que tienes derecho, estarás pagando solamente entre 25 y 40 centavos por canción comparado con el precio típico de 99 centavos  que se encuentra en otros lados.

Bill Camarda ha estado escribiendo, durante 25 años, sobre tecnología para familias, chicos y otros sectores. Empezó como editor de la revista  Scholastic's Family Computing. Sus 18 libros sobre computación incluyen: Upgrading & Fixing Networks For Dummies (Mejorando y Arreglando las Redes para Dummies) y “The Cheapskate's Guide to Bargain Computing” (La Guía Cheapskate para Hacer Negocios por Computadora). Vive en Ramsey, NJ son su esposa y su hijo de 14 años.

 



Gracias por compartir su comentario con nosotros. El texto sera incluido cuando sea revisado por nuestros editores.
Escriba su Comentario:
Nombre:
Correo electrónico:
Comentario (máximo 500 letras):

Permalink | Print | Email

Share this article!