Diversión y Juegos…¿y Aprendizaje?

Imagina que es tiempo de hacer la tarea.  En lugar de sacar a jalones a tu hijo del sillón y “extraerlo” del lugar de juegos, todo lo que tendrías que decir es: “¡Ve a jugar video juegos!”

Probablemente pienses que esto no sucedería ni en un millón de años, especialmente con el tiempo que ya pasan con los ojos clavados en una pantalla.  Pero, ¿y si pudieran realmente aprender al mismo tiempo que juegan?

Los investigadores han estado estudiando cómo darle un buen uso al popular pasatiempo de los video juegos.  ¿Por qué no aprovechar el poder que tienen los juegos sobre los chicos y aplicarlo a la educación? Después de todo, la enseñanza ¿no debería abarcar todos los aspectos de la tecnología para hacer que los niños se mantengan interesados y asegurarse que el currículo siga siendo relevante?

En el otoño de 2008, el Departmento de Educación de los Estados Unidos otorgó mas de  $9 millones al Centro de Desarrollo Educativo o EDC, por sus siglas en inglés con el fin de que creara y probara una serie de juegos educativos desarrollados para usarse en el salón de clases de la escuela intermedia.  Los módulos de juego, conocidos como Super Sleuths, fueron formateados para el popular Nintendo DS.

El equipo del EDC está trabajando con aproximadamente 20 chicos (de 4º. a 8º. Grado) por un periodo de dos o tres meses con el objetivo de conocer de qué manera los chicos enmarcan y resuelven los problemas en los video juegos.  Están especialmente interesados en de qué manera influyen las diferencias de edad (y, probablemente de género) en las que los chicos piensan y resuelven problemas cuando juegan, lo cual también comprende la manera en que los chicos identifican e interpretan la retroalimentación.

De manera independiente, investigadores españoles de la Universidad Complutense de Madrid  (UCM) publicaron recientemente los resultados de un estudio similar llevado a cabo el año pasado.  Según su reporte, los juegos gráficos de aventura son los más promisorios para adaptarse en el campo de la educación, pero será necesario tomar en cuenta una gran variedad de asuntos técnicos antes de que los video juegos estén listos para el salón de clases.

Estos proyectos demuestran que aún hay mucho por hacer antes de que los educadores puedan introducir, con confianza, los video juegos como una herramienta educativa útil, pero será interesante ver los progresos que se hacen y si existe un renovado respeto por la teoría del aprendizaje a base de juegos.



Gracias por compartir su comentario con nosotros. El texto sera incluido cuando sea revisado por nuestros editores.
Escriba su Comentario:
Nombre:
Correo electrónico:
Comentario (máximo 500 letras):

Permalink | Print | Email

Share this article!