El Sexting, ¿Es más Común de lo que Creemos?

Ha pasado casi un año desde que la práctica del "sexting" (el envío de imágenes de desnudos o explícitas por medio de los mensajes de texto) empezó a verse en los encabezados de los medios.  Desde entonces, la inicial histeria de los medios ha sido reemplazada por una mezcla de intentos bien pensados de advertir a los adolescentes acerca de los peligros del sexting, así como los esfuerzos un tanto infructuosos de quienes hacen cumplir la ley para llevar ante la justicia a los jóvenes inconscientes como delincuentes sexuales.

Muchos de los artículos originales acerca del "sexting" citaban un estudio, llevado a cabo de manera no muy rigurosa por Teenage Research Unlimited el cual sugería que hasta uno de cada cinco muchachos habían enviado fotos sexuales de ellos mismos o de otros a través de sus teléfonos celulares.  A partir de entonces, ha habido varios otros intentos de cuantificar el tamaño del problema y resulta que no son buenas noticias.  Parece que el "sexting" está mucho más extendido de lo que pensábamos.

Debemos admitir que aún tenemos que ver los resultados de otra investigación nacional sobre el asunto, pero ha habido bastantes grupos de discusión de jóvenes en los medios, así como en los grupos de seguridad para niños que deberían de hacer que los padres y educadores estuvieran sumamente preocupados.  En casi todas las discusiones, los jóvenes participantes han descrito al "sexting" como algo común y pueden citar numerosos incidentes en el que se ha llevado a cabo por compañeros de clase y otros jóvenes.

También ha resultado aclarador (y para reflexionar) el hecho de escuchar, de parte de los jóvenes, la descripción de cómo ven tal práctica: "Es solamente una manera de flirtear," dijo una joven de Florida. "Las muchachas generalmente mandan fotos con el fin tener la atención de algún muchacho," dice otra joven de Illinois. "Un muchacho puede pedirle a una chica fotos como una sugerencia de que eso conducirá a tener una cita."

Los adolescentes están usando tecnología como la de los teléfonos celulares para rebasar los límites del flirteo, dice la doctora Kathleen Boyle, una profesora de sociología y autora de "Hooking Up: Sex, Dating, and Relationships on Campus".  Muy parecido al juego de la botella utilizado por una generación anterior, el "sexting" es algo que los jóvenes hacen lejos de la supervisión de los adultos.  Creen que es un rito normal de iniciación."

Lo que también resulta preocupante es la edad de algunos de los jóvenes involucrados.  Estudios informales han hecho creer a algunos educadores que la práctica está más extendida en la escuela media, en la cual los chicos podrían sentirse más inseguros debido a los cambios físicos por los que están pasando, así como a su desesperación por recibir atención del sexo opuesto.  De igual manera, mientras más jóvenes son, tienen menor juicio. Es muy común escuchar historias acerca de cómo jóvenes mayores lamentaban haber enviado fotos explícitas cuando eran más jóvenes y ni siquiera pensarían en volverlo a hacer actualmente.

Otra reacción común entre los jóvenes es su asombro acerca de que algo como el sexting podría ser causal de ser acusados como criminales y hacer que fueran clasificados como delincuentes sexuales.  Entre los jóvenes mayores, también existe un poco de desprecio por lo que consideran como hipocresía de los adultos.  Ellos alegan que, si hubiera habido cámaras en los teléfonos celulares en los días de antaño, de los 60s y 70s, cuando se fumaba mariguana y se hacía el amor libremente, los padres no estarían tan listos para criticar a la juventud actual por sus indiscreciones.

A pesar del hecho de que las generaciones crecen explorando su sexualidad de manera individual, las cosas son diferentes actualmente. Los errores de juicio pueden tener consecuencias graves y de larga duración si se permite que las imágenes y los videos caigan en las manos equivocadas.  Los padres no pueden darse el lujo de esperar a que haya un incidente.  Habla con tus hijos acerca de las consecuencias del sexting actual, ¡antes de que sea demasiado tarde!



Gracias por compartir su comentario con nosotros. El texto sera incluido cuando sea revisado por nuestros editores.
Escriba su Comentario:
Nombre:
Correo electrónico:
Comentario (máximo 500 letras):

Permalink | Print | Email

Share this article!